Cursos: El bautismo Cristiano Manuales y libros descargables


Cursos: El bautismo Cristiano Manuales y libros descargables

La Palabra bautizar empleada en la fórmula, significa literalmente sumergir. Esta interpretación está confirmada por estudiosos del idioma griego e historiadores eclesiásticos. El bautismo por inmersión está en consonancia con el significado simbólico del mismo, es decir, muerte y sepultura al bajar a las aguas y resurrección a una nueva vida al salir de ellas.

Descargar aquí

Descargar gratis aquí

 

El bautismo cristiano tenía un precedente en el que los judíos administraban a los prosélitos antes de que pudieran participar de la pascua, y también, en el bautismo de Juan que era un tipo de bautismo de agua para arrepentimiento de los pecados.

El bautismo de Juan.

Juan el Bautista, el precursor de Cristo, vino predicando y bautizando.

El mensaje de Juan fue:

“Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados.” (Marcos 1: 4).

El bautismo de Juan no fue invención suya sino que le vino del cielo.

Cristo dio a entender el origen celestial de este bautismo:

“El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres? Ellos entonces discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo, nos dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? Y

si decimos, de los hombres, tememos al pueblo; porque todos tienen a Juan por profeta.” (Mateo 21: 25)

“También dio Juan testimonio, diciendo: Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre el. Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquel me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ese es el que bautiza con el Espíritu Santo. Y yo le vi, y he dado testimonio de que este es el Hijo de Dios.” (Juan 1: 32-34).