Covid19 Un mal que cubre el mundo (Hay esperanza)

Covid19 Un mal que cubre el mundo (Hay esperanza)

Saludos cordiales y bendiciones a todos los que nos escuchan.

Estamos viviendo tiempos difíciles; y el mundo vera, con sus propios ojos, como todo lo que un día conocimos como normal, ira cambiando, como ciudadanos de este mundo, podemos saber, que en medio de la confusión y la desesperación de las gentes, Dios no a dejado de un lado su promesa de cuidarnos, la llama de la fe y la esperanza sigue en aumento en el corazón de los que esperan en el señor.

No podemos ser ingenuos a la realidad que hoy vivimos, como ciudadanos del mundo, vemos hoy, lo vulnerables que somos, y como nuestra vida puedo terminar de un momento a otro, sea por un accidente, muerte natural, por algún delincuente o en este caso por una pandemia, que hoy está poniendo al mundo de rodillas.

En este punto sabemos que todos estamos expuestos a este peligro, por ello seamos sabios y seamos un ejemplo, para los que hoy carecen de esperanza, juntos seamos solidarios los unos con los otros.

Dios es fiel y nos guardara del mal, si en su propósito el así lo pensado, porque vivimos bajo su voluntad y el siempre tiene pensamientos de vida para con nosotros.

Leamos: Jeremías 29:11

Porque yo sé los planes que tengo para vosotros» —declara el Señor— «planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.

No podemos temer al devorador que viene por nuestra economía, por nuestra salud o nuestro futuro, por que Dios tiene el control para los que lo aman y aun para los que aun no le han conocido.

Leamos.

Juan 17: 20

Mas no ruego sólo por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,

Tú que escuchas, este mensaje, recuerda, tienes hoy algo más alto y más valioso, aun mas que tu propia vida, tienes la esperanza y la fe de aquel que un día en el Getsemaní,  oro por ti, por la palabra que hoy te ha dado o te dará, la salvación y  vida eterna.

Los afanes de este mundo son pasajeros, mas lo que en Cristo tenemos es abundancia de vida para los que han creído y llegaran a creer.

Pero todo esto que Dios nos enseña en su palabra, nos hace sabios para comprender, para entender, para ser prudentes, para hacer las cosas con el entendimiento.

Lamentablemente, hoy en YouTube, Facebook y otros redes, vemos como algunas, personas generan confusión a otros, ignorando las advertencias, atribuyendo estos hechos de conspiración y planes diabólicos.

 Haciendo videos, donde enseñan que esta pandemia es falsa y que es solo para controlar a la humanidad, ignorando las miles de muertes que hoy el mundo llora y que son reales.

Sabemos con claridad que esto es un plan orquestado por poderes mundiales, pero si nos enfocamos en eso y no tomamos las medidas del caso, seremos víctimas de estos planes, y afectaremos a más personas en el proceso.

Como creyentes sabemos que las cosas que la biblia nos a mostrado, serán realidad,

Que todo lo escrito se cumplirá  y parte de estos cumplimento los vivimos cada día, con el aumento de la tecnología, la ciencia, la perdida de los valores, la maldad y el desprecio del mundo a la palabra de Dios y sus enseñanzas, entre males.

Las enfermedades, guerras y calamidades, causados por el hombre, son evidencia clara, que la palabra de Dios será cumplida, tanto en los juicios como también en sus promesas, para los que le aman.

Covid19 Un mal que cubre el mundo (Hay esperanza)

Reflexionemos:

Lo que hoy el mundo vive, es una realidad, las familias que hoy han perdido un ser querido, están sufriendo, mientras que  otros instan a la población a no hacer caso a las medidas de protección, unos dicen que si están con Dios nada les pasara, que un cristiano no tiene que temer, al mal que hoy cubre la tierra, pues Dios les librara, Y aclaramos que no tenemos duda de ellos y somos conscientes de las promesas de Dios, serán efectivas en nuestras vidas.

Pero también la palabra de Dios nos enseña, en el ejemplo que Jesús.

Leamos:

Mateo 4:6-8  

6  Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque escrito está:

“Ordenará que sus ángeles

    te sostengan en sus manos,

para que no tropieces con piedra alguna”».[a]

7  También está escrito: “No pongas a prueba al Señor tu Dios”[b] —le contestó Jesús.

No temer no significa, que tenemos que retar a Dios, con la imprudencia, o creer que podemos librarnos de algún mal, solo por nuestra soberbia o credulidad, nos hace pensar que podemos retar a Dios.

Amado escucha, el nos a dado el poder y la misión de presentar su palabra, de mostrar el amor y de buscar el bien estar de nuestro prójimo.

Tenemos la oportunidad hoy de hablar de Jesús al mundo, con nuestro testimonio, con nuestro ejemplo y con nuestros bienes, para llevar apoyo, abrigo y sustento a los mas necesitados, hoy tenemos la oportunidad de darnos a los demás.

Hablando con nuestros hechos y nuestro testimonio, mas que con nuestra boca.

Unidos en oración, en buenas obras y en bondad.

Juan 17:23

yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfeccionados en unidad, para que el mundo sepa que tú me enviaste, y que los amaste tal como me has amado a mí.

Hoy el mundo comprendió que el dinero, el poder y la posición social no vale nada, y que lo mas grande que el mundo puede tener como un valor primario, es su fe, una fe inquebrantable, una esperanza  viva en el hacedor de todas las cosas.

Que Dios bendiga este mundo, que traiga la paz a sus hijos y que se cumpla todo en su santa voluntad.

En tu vida y en la mía.

Salmos 91:2-12

 Diré yo á Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré. 

Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora. 

 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad. 

 No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día; 

 Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya. 

Caerán á tu lado mil, Y diez mil á tu diestra: Mas á ti no llegará. 

 Ciertamente con tus ojos mirarás, Y verás la recompensa de los impíos. 

 Porque tú has puesto á Jehová, que es mi esperanza. Al Altísimo por tu habitación, 

 No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. 

 Pues que á sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. 

En las manos te llevarán, Porque tu pie no tropiece en piedra.

Amen.

Gracias por ser parte de nuestro ministerio.

Comparte este mensaje.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.