EL Antiguo testamento en audio Libro Salmos

Resumen del libro de Salmos

Este resumen del libro de Salmos proporciona información acerca del título, los autores, fecha de escritura, cronología, temas, teología, ideas generales, una breve perspectiva y los capítulos del libro de Salmos.

Título

Los títulos “Salmos” y “Salterio” vienen de la Septuaginta (la traducción griega previa al cristianismo del Antiguo Testamento), se referían originalmente a instrumentos de cuerda (como el arpa, lira y Laúd), luego a canciones con sus acompañamientos. El título hebreo tradicional es tehillim (lo que significa “frases”; ver nota en el título de Salmos 145), aunque muchos de los salmos son tephillot (lo que significa “oraciones”). De hecho, una de las primeras colecciones incluidas en el libro fue titulada “las oraciones de David hijo de Isaí” (72:20).

Colección, Arreglo y Fecha

El Salterio es una colección de colecciones y representa la etapa final de un proceso que tomó siglos. Su forma final fue dada por personal post-exílico del templo, quienes lo completaron probablemente en el tercer siglo antes de Cristo. A menudo ha sido llamado el “segundo libro” de oraciones del templo (Zorobabel y Herodes) y fue usado en sinagogas también. Pero es más que un tesoro de oraciones e himnos para su uso público y privado en ocasiones selectas. Tanto el alcance de su asunto principal y el arreglo de la colección completa, sugieren fuertemente que esta colección fue vista por sus editores finales como un libro que instruye hacia la fe y la santidad completamente orientada – por lo tanto, es una guía para la vida de la fe de acuerdo a la ley, los profetas y la literatura canónica sabía. Para el primer siglo d. C, se refirieron a este como el “Libro de los Salmos” (Lucas 20:42Hechos 1:20). En ese momento los Salmos parecían haber sido usados por la sección entera del Antiguo Testamento hebreo también, comúnmente conocidos como los “escritores” (ver Lucas 24:44 y su respectiva nota).

Muchas colecciones siguieron esta compilación final de los salmos. De hecho, la formación de salterios probablemente se remonta a los primeros días del primer templo (Salomón) (o incluso al tiempo de David), cuando la liturgia del templo comenzó a tomar forma. Ya se ha hecho referencia a las “Oraciones de David”. Otras colecciones adicionales refieren expresamente a los títulos de Salterio presente como: (1) las canciones y Salmos “de los hijos de Korah” (Salmos 42-4984-8587-88) (2) los salmos y canciones de “Asaf” (Salmos 5073-83) y (3) las canciones de los “ascensos” (Salmos 120-134).

Existen otros puntos de evidencia hacia compilaciones futuras. (Libro I) hace uso frecuente del nombre divino Jehová (“el Señor”), mientras que (Libro II) hace uso frecuente de Elohim (“Dios”). La razón de la diferencia de la colección de Elohim y la de Jehová sigue siendo un asunto de especulación. Además, los Salmos 93-100 parecen ser una colección tradicional (ver “El Señor Reina” en 93:1; 96:10; 97:1; 99:1). Otras agrupaciones aparentes incluyen los Salmos 111-118 (una serie de salmos de Aleluya, ver introducción a Salmos 113), Salmos 138-145 (los cuales incluyen el nombre de “David” en sus títulos) y los Salmos 146-150 (con su frecuente “Alabanza al Señor”; ver el texto de la NIV en 111:1). Se desconoce si el “Gran Hallel” (Salmos 120-136) ya era una unidad reconocida.

En su edición final, el Salterio contenía 150 Salmos. En este, la Septuaginta (la traducción griega previa al cristianismo del Antiguo Testamento) y los textos hebreos coinciden, aunque llegaron a este número de forma diferente. La Septuaginta tiene un Salmo extra al final (pero no se enumera por separado como en Salmos 151); también une los Salmos 9-10 (ver nota textual en el NIV, en Salmos 9) y los Salmos 114-115 y divide Salmos 116 y Salmos 147 en dos Salmos diferentes. Raramente, tanto la Septuaginta como los textos hebreos, enumeran los Salmos 42-43 en dos Salmos mientras que evidentemente eran uno (ver nota textual en el NIV, en Salmos 42).

En su forma final el Salterio fue dividió en cinco libros (Salmos 1-4142-7273-8990-106107-150), cada uno de los cuales proporcionaba una doxología concluyente (41:13; 72:18-19; 89:52; 106:48; 150). Los dos primeros libros, como se ha señalado antes, fueron pre-exílicos. La división de los Salmos remanentes se hizo en tres libros, alcanzando así el número 5, era posiblemente una imitación de los cinco libros de Moisés (conocidos de otra forma como la ley). Al menos una de esas divisiones (Entre los Salmos 106-107) parece arbitraria (ver Introducción a Salmos 107). A pesar de esta división de cinco libros, el Salterio fue pensado claramente como uno solo, con una introducción (Salmos 1-2) y una conclusión (Salmos 146-150). Notas en los Salmos dan indicaciones adicionales de arreglos concisos.

Salmo 1psalm_01.mp3
Salmo 2psalm_02.mp3
Salmo 3psalm_03.mp3
Salmo 4psalm_04.mp3
Salmo 5psalm_05.mp3
Salmo 6psalm_06.mp3
Salmo 7psalm_07.mp3
Salmo 8psalm_08.mp3
Salmo 9psalm_09.mp3
Salmo 10psalm_10.mp3
Salmo 11psalm_11.mp3
Salmo 12psalm_12.mp3
Salmo 13psalm_13.mp3
Salmo 14psalm_14.mp3
Salmo 15psalm_15.mp3
Salmo 16psalm_16.mp3
Salmo 17psalm_17.mp3
Salmo 18psalm_18.mp3
Salmo 19psalm_19.mp3
Salmo 20psalm_20.mp3
Salmo 21psalm_21.mp3
Salmo 22psalm_22.mp3
Salmo 23psalm_23.mp3
Salmo 24psalm_24.mp3
Salmo 25psalm_25.mp3
Salmo 26psalm_26.mp3
Salmo 27psalm_27.mp3
Salmo 28psalm_28.mp3
Salmo 29psalm_29.mp3
Salmo 30psalm_30.mp3
Salmo 31psalm_31.mp3
Salmo 32psalm_32.mp3
Salmo 33psalm_33.mp3
Salmo 34psalm_34.mp3
Salmo 35psalm_35.mp3
Salmo 36psalm_36.mp3
Salmo 37psalm_37.mp3
Salmo 38psalm_38.mp3
Salmo 39psalm_39.mp3
Salmo 40psalm_40.mp3
Salmo 41psalm_41.mp3
Salmo 42psalm_42.mp3
Salmo 43psalm_43.mp3
Salmo 44psalm_44.mp3
Salmo 45psalm_45.mp3
Salmo 46psalm_46.mp3
Salmo 47psalm_47.mp3
Salmo 48psalm_48.mp3
Salmo 49psalm_49.mp3
Salmo 50psalm_50.mp3
Salmo 51psalm_51.mp3
Salmo 52psalm_52.mp3
Salmo 53psalm_53.mp3
Salmo 54psalm_54.mp3
Salmo 55psalm_55.mp3
Salmo 56psalm_56.mp3
Salmo 57psalm_57.mp3
Salmo 58psalm_58.mp3
Salmo 59psalm_59.mp3
Salmo 60psalm_60.mp3
Salmo 61psalm_61.mp3
Salmo 62psalm_62.mp3
Salmo 63psalm_63.mp3
Salmo 64psalm_64.mp3
Salmo 65psalm_65.mp3
Salmo 66psalm_66.mp3
Salmo 67psalm_67.mp3
Salmo 68psalm_68.mp3
Salmo 69psalm_69.mp3
Salmo 70psalm_70.mp3
Salmo 71psalm_71.mp3
Salmo 72psalm_72.mp3
Salmo 73psalm_73.mp3
Salmo 74psalm_74.mp3
Salmo 75psalm_75.mp3
Salmo 76psalm_76.mp3
Salmo 77psalm_77.mp3
Salmo 78psalm_78.mp3
Salmo 79psalm_79.mp3
Salmo 80psalm_80.mp3
Salmo 81psalm_81.mp3
Salmo 82psalm_82.mp3
Salmo 83psalm_83.mp3
Salmo 84psalm_84.mp3
Salmo 85psalm_85.mp3
Salmo 86psalm_86.mp3
Salmo 87psalm_87.mp3
Salmo 88psalm_88.mp3
Salmo 89psalm_89.mp3
Salmo 90psalm_90.mp3
Salmo 91psalm_91.mp3
Salmo 92psalm_92.mp3
Salmo 93psalm_93.mp3
Salmo 94psalm_94.mp3
Salmo 95psalm_95.mp3
Salmo 96psalm_96.mp3
Salmo 97psalm_97.mp3
Salmo 98psalm_98.mp3
Salmo 99psalm_99.mp3
Salmo 100psalm_100.mp3
Salmo 101psalm_101.mp3
Salmo 102psalm_102.mp3
Salmo 103psalm_103.mp3
Salmo 104psalm_104.mp3
Salmo 105psalm_105.mp3
Salmo 106psalm_106.mp3
Salmo 107psalm_107.mp3
Salmo 108psalm_108.mp3
Salmo 109psalm_109.mp3
Salmo 110psalm_110.mp3
Salmo 111psalm_111.mp3
Salmo 112psalm_112.mp3
Salmo 113psalm_113.mp3
Salmo 114psalm_114.mp3
Salmo 115psalm_115.mp3
Salmo 116psalm_116.mp3
Salmo 117psalm_117.mp3
Salmo 118psalm_118.mp3
Salmo 119psalm_119.mp3
Salmo 120psalm_120.mp3
Salmo 121psalm_121.mp3
Salmo 122psalm_122.mp3
Salmo 123psalm_123.mp3
Salmo 124psalm_124.mp3
Salmo 125psalm_125.mp3
Salmo 126psalm_126.mp3
Salmo 127psalm_127.mp3
Salmo 128psalm_128.mp3
Salmo 129psalm_129.mp3
Salmo 130psalm_130.mp3
Salmo 131psalm_131.mp3
Salmo 132psalm_132.mp3
Salmo 133psalm_133.mp3
Salmo 134psalm_134.mp3
Salmo 135psalm_135.mp3
Salmo 136psalm_136.mp3
Salmo 137psalm_137.mp3
Salmo 138psalm_138.mp3
Salmo 139psalm_139.mp3
Salmo 140psalm_140.mp3
Salmo 141psalm_141.mp3
Salmo 142psalm_142.mp3
Salmo 143psalm_143.mp3
Salmo 144psalm_144.mp3
Salmo 145psalm_145.mp3
Salmo 146psalm_146.mp3
Salmo 147psalm_147.mp3
Salmo 148psalm_148.mp3
Salmo 149psalm_149.mp3
Salmo 150psalm_150.mp3