Estudio breve ¿Quién es “el esclavo fiel y prudente”?

Es un gusto; poder presentarles este breve estudio, de la palabra de Dios, en respuesta a una pregunta, realizada a nuestro canal.

Como cada domingo, iniciaremos una serie de estudios bíblicos, basados en las preguntas que nos hacen al canal, y así poder llevar una respuesta clara a la luz de la palabra de Dios.

Esperamos que sea de mucha edificación para tu vida.

Iniciemos:

El siervo fiel y el siervo infiel.

Este tema ha generado un poco de controversia, ya los testigos de Jehová han basado toda su doctrina en esta enseñanza de Jesús y han hecho de esta  parábola una profesita, como su doctrina principal.

Por esto hablaremos de esta parábola, analizaremos quien es este sirvo fiel y prudente, y cuando fue puesto.

Ciertamente la palabra de Dios, es espíritu y solo con la ayuda del Espíritu Santo de Dios, podemos entender, lo que el quiere que sepamos, a fin que esto sea útil para nuestra salvación.

Juan 6:63.

63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.

Somos casa de Dios:

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

1 Corintios 6:19-20

Analizásemos juntos este estudio y permítamele al Espíritu Santo, que nos revele y enseñe lo que él tiene para ti hoy.

Mateo 24:25; Parábola del Mayordomo Fiel y Prudente.

Introducción: ¿Qué es una parábola?

Para no caer en un error de interpretación, es importante tomar en cuata esta información, un buen estudiante de la biblia, debe tener un panorama amplio en una lectura, tiempos, texto y contexto, y lugar y a quien o a que se le está dando la palabra.

En este caso tenemos que tener claro que es una parábola y cual es el objetivo de Jesús al  presentarla.

Una parábola generalmente, la entendemos como una historia que se inventa, para enseñar una lección. Lo cual es difícil de ignorar la sensación, que estas son historias que nosotros comenzaríamos con una frase introductiva, para dar un mensaje.

Las parábolas no tratan de alguien específico, los personajes no tienen nombres y lo único que sabemos acerca de ellos, es la información que sirve para contar la historia.

Otras parábolas señalan específicamente que son figuras. Por otro lado, hay muchas parábolas que se introducen como tales, usando la palabra griega Parabolei. Este es un término flexible en el griego del Nuevo Testamento, que significa “un dicho o narrativa, diseñado para ilustrar una vedad.

Esta práctica de usar figura, proverbios, e historias tiene un trasfondo en el Antiguo T estamento y seguramente ese trasfondo tuvo algo que ver con el uso de Jesús en:

 Mateo 13: 34,35.

Leamos:

34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba, 35 para que se cumpliera lo que dijo el profeta:

«Abriré en parábolas mi boca;

declararé cosas escondidas

desde la fundación del mundo.»

Cuando leemos una parábola, debemos de buscar el punto principal, no un montón de diferentes metáforas y figuras.

El contexto es de suma importancia, y esto es especialmente importante en la interpretación de la parábola, porque muchas veces es precisamente el contexto el que nos ayuda a discernir cual es la lección principal que Jesús esta enseñando.

¿Quien es, pues, el Siervo fiel y prudente, a quien el Señor puso al frente de su servidumbre para darles la comida a su tiempo?

Nota: Esto que pretendemos explicar que se encuentra en el Evangelio de Mateo 24:25. Es una parábola y no se debe interpretar como una profecía.

Jesus  contó una parábola de un siervo, a quien se le había dado la responsabilidad de atender a la familia de su señor. Sus deberes incluían el asegurar que se distribuyeran los alimentos y otras provisiones a su debido tiempo; (Mateo 24:45). Mientras el señor estuviera fuera, este siervo se ocuparía de su familia.

Un buen siervo se ocupará en las tareas que le asignaron, así cuando el señor vuelva, se sentirá complacido porque el siervo realizó fielmente la tarea que se le encomendó (verso. 46). Con la vista puesta en la venida del Cristo, todo creyente debe imitar la conducta del siervo de la parábola. Debemos ocuparnos en la tarea que nos ha encomendado el Amo.

Pensemos;

¿Qué tarea les ha dado Jesucristo a sus discípulos, mientras Él está en el cielo esperando que su Padre le notifique el día y hora de su venida?.

Poco antes de ascender al cielo, Jesucristo les dio a todos los creyentes la tarea de anunciar el Evangelio de Salvación al mundo, podemos leer

(Lucas 24: 47), (Hechos 1: 8), El cumplimiento de esa tarea tiene algunos aspectos importantes.

Los que hemos aceptado a  Jesucristo  como nuestro Salvador, debemos estar preparados para su venida. Y como su venida será repentina, Mateo 24: 36, es necesario que nos mantengamos preparados para ella. Eso se logra cultivando regularmente nuestra relación con él Señor y viviendo en santidad. Debemos establecer nuestras decisiones, prioridades y objetivos, copiando el modelo perfecto de Jesucristo Primera  de Pedro 2: 21.

( Para esto fuisteis llamados, porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo para que sigáis sus pisadas.

Debemos preparar a los demás para su venida, hablándoles de Jesucristo. Mostrándoles los beneficios que de ello se obtienen. Después que aceptan a Cristo como su Salvador, debemos ayudarlos en su andar por el Camino de la enseñanza sana. Jesucristo quiere que contemplemos la vida desde una perspectiva eterna. Al igual que el siervo de la parábola, nuestra meta debe ser el cumplir la voluntad del Señor de dar alimento a su tiempo a toda la servidumbre.

¿Cuando fue nombrado este siervo fiel y prudente?

Si observamos con detalle la parábola ella mismo nos dice QUIEN LO PUSO Y CUANDO, como indica el versículo 45 dice que fue el Señor y ¿Cuándo? en el mismo momento lo puso . No cabe ninguna duda que fueron los apóstoles y discípulos de la era del primer siglo y por extensión, todos aquellos que hasta su venida estarían unidos a El, quienes serían este siervo fiel y prudente al igual que su servidumbre.

 Mateo 28: 20 ( y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.)

 La parábola como ella misma se explica, va desde el tiempo que Jesucristo aparece y lo nombra, hasta que Jesucristo al llegar lo encuentra haciéndolo así, versículo 46.

Mateo 24:46.

Dichoso (Bienaventurado) aquel siervo a quien, cuando su señor venga, lo encuentre haciendo así.

¿Como suministrarían comida a su tiempo?

El Apóstol Pedro nos da una orientación hacia este cometido en su 1ª carta 4: 10,11 dice. (Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores, de la multiforme gracia de Dios). En el mundo antiguo, el administrador era muy importante.

Puede que fuera un esclavo, pero tenia en sus manos la hacienda de su amo. El mayordomo era el responsable de todos los asuntos domésticos de la familia y repartía las provisiones de la casa. El mayordomo sabía muy bien que ninguna de esas cosas sobre las que ejercía control le pertenecía; todas le pertenecían a su amo. Y todo lo que hacia tenia que dar cuentas a su amo, cuyos intereses debía servir

. El apóstol Pedro supo defender esta mayordomía en multitud de veces y no solo defenderla, sino suministrarla a su servidumbre, todo el Capitulo 2 de Hechos de los Apóstoles dan evidencia de esta realidad, y en el se demuestra que suministro alimento a su servidumbre, ya que el relato nos da testimonio que unas 3000 personas fueron bautizadas en el nombre de Jesucristo, y estos bautizados de diferentes partes del mundo Hechos 2: 9-11. Ya fueron siervos y servidumbre, que El Amo nombro a su tiempo. El relato de Hechos 4: 1 al 4 dice que 5000 creyentes nuevos fuero añadidos.

La evidencia demuestra que bastantes iglesias del primer siglo existían sin haber sido visitadas por los Apóstoles, lo que demuestra de forma inequívoca que el derramamiento del Espíritu Santo, en la fiesta del Pentecostés dio sus frutos y el Amo siguió añadiendo siervos y servidumbre. Tenemos el caso de la Iglesia de Roma, que Pablo escribió su carta, pero no la había ni visitado, ni fundado. En el caso de la Iglesia de Colosas, ocurre la misma situación,  aunque Pablo les escribió una carta nunca estuvo, ni tampoco fundo dicha Iglesia. El Apóstol Pedro como otros discípulos de Jesús, no cesaron de cumplir el trabajo que su amo les dejo encomendado. El Apóstol Pedro nos dejo dos cartas, que son un testimonio vivo de ser un Siervo ejemplar al servicio de su Amo Jesucristo.

Esto nos depara una gran lección. El creyente en Cristo siempre tiene que tener la convicción de que nada de lo que posee de bienes o cualidades personales es suyo propio; todo pertenece a Dios y debe usarlo en el interés de Dios ante Quien siempre es responsable.

El Apóstol Pablo fue uno de los Mayordomos, que mas se involucro en esta tarea, de poder alimentar a sus servidumbres, por medio de declarar Las Buenas nuevas y El reino de Dios,

Leamos

 Hechos 13: 32 al 36. 14: 21al 23.

Formando a creyentes a través de sus viajes misioneros, para que llegaran a ser parte, tanto del siervo como de la servidumbre. Escribió una buena cantidad de cartas dirigidas a varias congregaciones, para dispensar o dar comida a su tiempo.

No hace falta enumerar sus cartas y sus viajes misioneros, con solo abrir nuestra Biblias en el Nuevo Testamento nos damos cuenta de estos hechos conmovedores, y del gran Amor que el sentía por sus consiervos cristianos.

El propio Pablo, nos da un vislumbre sobre cómo debe de ser un siervo y un administrador, en 1ª a los Corintios 4: 1,2.

Al observar el contexto de esta parte de la carta observamos que algunos de estos siervos pecaban de una sabiduría insensata y consideraban a algunos como lideres de partidos y no como servidores de Cristo.

Luego Pablo usa otra imagen: se ve a si mismo y a sus compañeros en la predicación del Evangelio como mayordomos de los secretos que Dios quiere revelar a Su pueblo. El Mayordomo era el mayordomo y estaba a cargo de la administración de una casa o propiedad; controlaba al personal y distribuía los recursos; pero, aunque manejaba muchas cosas, no era mas que un esclavo en relación al dueño. Así que cualquiera que sea la posición de alguien en un grupo de cristianos o tuviera cualquier autoridad y prestigio, no es más que un servidor de Cristo. La cualidad imprescindible de un mayordomo es que sea digno de confianza. El hecho de disfrutar de tanta independencia y responsabilidad hace necesario que su señor pueda depender absolutamente de el.

El nuevo testamento, Esta lleno de hombres y mujeres que ministraron para el buen funcionamiento del cristianismo, si tuviéramos que dar nombres necesitaríamos una buena pagina para hacer mención de todos ellos que se describen, pero hay muchos mas que no se mencionan y llegaron a ser excelentes siervos que el señor puso al servicio de su servidumbre, Los Evangelistas Marcos, Mateo, Lucas, estuvieron al tanto de registrar los acontecimientos que su Señor Jesucristo les encomendó, para que sus fieles seguidores que vivían en Jerusalén no los cogiera desprevenidos, ante la eminente destrucción tanto del templo como de la ciudad , Marcos en su capitulo 13 , Mateo 24 y Lucas 21, nos describen de forma detallada los acontecimientos que ocurrirían ,para que nadie que hubiera puesto fe en las palabras de su amo Jesucristo, pudiera cogerlo desprevenido y ser parte de la destrucción que allí se origino .

La  historia está repleta de siervos fieles y discretos que ministraron a favor del encargo que su Señor les encomendó, fueron ejemplos de fidelidad y prudencia.

El Apóstol Juan fue uno de los que convivió y conoció personalmente a Jesucristo y como buen Mayordomo nos dejo buena parte de alimento a la servidumbre, su Evangelio, sus cartas y su libro de Apocalipsis conectado a la venida del Amo, marcan de forma inequívoca la marca de ser un Mayordomo con todos sus atributos de Fidelidad y Prudencia.

Solo treinta años después de la muerte del amo Jesucristo ya se había extendido por toda Macedonia, Asia menor, Grecia y había llegado hasta Roma, unos cuarenta años después de la muerte del Jesucristo había ya cien mil creyentes  gentiles en las iglesias por cada judío que creyó en el mesías , las ideas de los judíos les resultaban muy extrañas a los gentiles con cultura griega, tenemos que hacer mención que aunque el dominio político era totalmente del Imperio Romano la cultura y el saber era totalmente griega, de hecho como se describe en el N.T. gran parte de  su escritura o idioma es el griego koiné, el dominante en la época del primer siglo. Los griegos y su cultura tenían muy escaso, por no decir ningún concepto de lo que era el Mesías, y menos todavía de lo que significaba la Venida del Mesías, esta era una idea totalmente ajena a la mentalidad griega. Como bien sabemos El apóstol Juan fue un sobreviviente a estas circunstancias, al mudo del pensamiento filosófico griego. El apóstol Juan vivía después de su liberación como prisionero en la isla de Patmos, en la ciudad de Efeso, y desde Efeso escribió su Evangelio y sus cartas. Efeso era una cuna del pensamiento griego. La pregunta es ¿como este Fiel Mayordomo ya envejecido presentaría su Evangelio al mundo griego?. El tenia que enlazar la formula para poder salir al encuentro del mundo tanto griego como judío. El busco lo que pertenecía a la herencia de ambas razas y que ambas pudieran entender la preexistencia de la Palabra (El Logos). Leamos  Juan1:2,3

Tanto los judíos como los griegos habían ido recorriendo el camino hacia la concepción del Logos, (La mente de Dios que hizo el mundo y hace que tenga sentido). Así que este Mayordomo dispenso alimento a la servidumbre tanto griega como judía. El nos vino a decir, que en el Amo, Jesucristo, esta la mente de Dios creadora, iluminadora y sustentadora que había venido a la tierra, Juan 1:14. Juan vino a decirles que ya no tenían que andar a tientas, sino, más bien, todo lo que tenían que hacer era mirar a Jesús para ver en El, la mente de Dios. Juan1:14.

Este fue el buen trabajo que hizo este Mayordomo Fiel y Prudente, dispensando un alimento que todavía esta vivo y presente en la mente y corazón de todo aquel que se siente seguidor y creyente.

En nuestro tiempo y siglos recientes han existido hombres de Dios, así como decenas de buenos comentaristas de la Escrituras que nos confirman el buen hacer como siervos que dispensan alimento a la servidumbre en la actualidad.

Jesucristo en muchas otras parábolas ilustro de forma gráfica este hecho, por ejemplo la parábola de la cizaña Mateo 13: 24 al 30. 36 al 43;  En ella se relata de forma clara que el fieles seguidores estarían presentes en todos los siglos, desde sus comienzos de la era apostólica,(la buena semilla o trigo versículo 38) hasta la siega, el fin del mundo, versículo 39 junto a la cizaña. El propio Jesucristo confirmo este hecho en Mateo 28: 20.

La esperanza del siervo fiel y prudente y su servidumbre.

La parábola ilustra de forma coherente y clara, que tanto el siervo fiel y prudente como la servidumbre , no forman dos clases de creyentes  con esperanzas distintas, la recompensa de ambos es tener la aprobación del amo cuando El llegue. Cuando analizamos la parábola y hacemos un poco de exégesis del texto bíblico. Las escrituras nos demuestran que los dos, son servidores o siervos del mismo amo y Señor, y los dos tienen un mismo cometido o misión y es mantenerse alerta ante la llegada de Cristo, su Parusia o venida en gloria. Seria cicatero, y desconsiderado por parte del amo y poco amoroso que ante la fidelidad de ambos y el servicio prestado les dividiera o separara a una esperanza o recompensa distinta, el siervo fiel solo tiene una y es estar unido junto y al lado del Amo. Efesios 4:4

Todo creyente bautizado y reconocedor del sacrificio de la sangre de Cristo es Hijo de Dios. No existen dos clases de creyentes fieles, solo una. Pablo escribiendo a los Romanos les manifiesta que ellos son Hijos de Dios; Romanos 8:14 al 17. Todos los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios son Hijos de Dios. Gálatas 3: 26-29. Pues Todos sois Hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús, ya no existe ni esclavo ni judío ni griego Todos somos Uno en Cristo Jesús. Los que os habéis bautizado en Cristo os habéis revestido en Cristo. Hebreos 2: 10-14;  lo enfatiza de forma clara. Llevara muchos Hijos a la gloria. Los Hijos que Dios me ha dado. El Apóstol Juan en su 1ª carta 3:1,2 Mirad el amor que nos a tenido el Padre para llamarnos Hijos de Dios. Todo este testimonio de Las Escrituras nos demuestra la única y correcta esperanza de tanto del siervo como de la servidumbre, todos son como esclavos del Amo.

Todos los creyentes en el Mesías deben de estar vivos en actividad, pues todos sus miembros tienen encomendadas funciones, porque todos forman parte del Cuerpo de Cristo. Efesios 4:11-13. Pablo lo enfatiza  más al determinar la unidad que deben tener tanto el siervo como la servidumbre Efesios 4: 4,5 al decir un solo cuerpo, un solo espíritu, como una sola esperanza. Un solo Señor una sola fe un solo bautismo y un solo Dios y Padre de todos.

Todo el entorno bíblico enfatiza constantemente que no existen dos clases de grupos con dos esperanzas distintas, en palabras de Jesucristo en Mateo 23: 8 Todos vosotros sois Hermanos.

Cuando llegar al Amo.

Jesucristo no quiere que estemos obsesionados, ni que tratemos de determinar el tiempo de su venida. No nos ha dado señales para que calculemos el tiempo específico de su aparición.( Para la destrucción de Jerusalén en el año 70 si que dio señales específicas para que los judíos creyentes salieran de esa ciudad para no ser víctimas de esa destrucción que el mismo profetizo) Jesús cuando se manifieste en su Parusia o venida, será en Gloria con Poder y como Juez, entonces será la única señal inequívoca, repentina y sin previo aviso, para toda la humanidad existente en esos momentos y para recompensar al Mayordomo Fiel y Prudente, por su trabajo realizado . El día y la hora nadie sabe Mateo 24: 36. Como no sabemos el tiempo exacto de su venida, todos tenemos que estar listos y comprometidos en su obra, trabajando como verdaderos Mayordomos al servicio del Amo. La advertencia inequívoca es que viene otra vez y esto es lo debe motivarnos a estar listos para su venida.

 La señal que tiene que manifestarse al tiempo de su Parusia, no viene de la tierra viene específicamente y concrétamente del cielo, no de la tierra Mateo 24:30, 2ª Tesalonicenses  1:6 al 10. En vez de especular sobre el tiempo de la venida de Cristo, y estar obsesionados, mejor prepárese para su venida.

Los versículos del capitulo 24 de Mateo del 36 al 42 nos dicen algunas verdades de suma importancia. Nos dicen que el día y la hora de tal acontecimiento solo el padre lo sabe. Esta claro, por lo tanto, que el especular acerca del tiempo de su Parusia no es mas que una blasfemia, porque el que así especula esta tratando de hurtarle a Dios secretos que solo le pertenecen a El , ese tiempo llegara repentinamente y por sorpresa. Nuestro deber es prepararnos y esperar.

Que no nos coja desprevenidos.

Si nunca ha aceptado a Cristo como su Salvador, acéptelo hoy. Sencillamente pídale que le perdone sus pecados. Bautícese en su nombre Hechos 2:38. 8:16. 10:48. Gálatas 3: 27. Amplíe su fe en Jesucristo por medio de conocerle mejor, mantenga una amistad con él, por medio de la oración, profundizando en el estudio de Las Escrituras, para que sepamos del alcance de su sacrificio a favor de todos nosotros, es tanto el amor que su Padre tiene por nosotros que como expresa Juan 3: 16 dio a su Hijo unigénito a favor nuestro. Si ya conocemos a Cristo como nuestro Salvador, vivamos de una forma que le agrade a Él, mientras esperamos su venida. Y busquemos oportunidades de decirles a los demás que Jesucristo viene otra vez. Y El, solamente EL, es el que dio su vida para poder rescatarlo del pecado y de la muerte.

Como verdaderos Siervos Fieles y Discretos, que al llegar el amo nos ponga al frente de toda su hacienda Mateo 24: 47.

Amen.

Esperamos que este estudio les ayude a comprender más del amor de Nuestro Salvador Jesucristo.

Que juntos cumplamos nuestra misión y él nos encuentre haciendo su voluntad.

Les esperamos en nuestro próximo estudio.

Reducido por El arte de servir.

Texto recopilado

Video en la voz de:

Dios les bendiga.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.