Formación│Jesús Lidere de Lideres

Formación│Jesús Lidere de Lideres

Hijo mío, que la gracia de Cristo Jesús te haga fuerte; y las cosas que me oíste a mí ante muchos testigos, confíalas a hombres leales, capaces de enseñárselas a otros. Soporta conmigo las fatigas como un buen soldado de Cristo”. 2 Timoteo 2,1-3

formación cristiana

Todos los seres humanos en algún momento de nuestras   vidas ejercemos liderazgo de alguna manera; ya sea en casa en el trabajo,

en el juego, en el ministerio, etc. Esta es una bendición de Dios, ya que él necesita líderes para que la misión de Jesús continúe hasta que lo crea necesario. Lo peligroso de esta cualidad es el no saber manejarla y podemos utilizarla para fines destructivos. Tenemos a Hitler, un excelente líder, excelente orador y su  liderazgo  lo  ejerció  para  sacrificar millones de judíos.

Cuando se trabaja en grupo el liderazgo es necesario; porque debe haber alguien que conduzca el grupo a la meta que se han trazado. Trabajo como misionera en la iglesia del barrio donde vivo y he notado que muchos de los motivos por los que hay conflictos dentro de los ministerios, es, porque  no  sabemos  ejercer  nuestro liderazgo.

Formación│Jesús Lidere de Lideres

 

Puntos de Interés: Características de un líder

  • Un líder bajo la mirada de Dios • Un líder cristiano • 11 errores que no debemos cometer como líderes.

El diablo aprovecha esos momentos de roces y discusiones para hacer de las suyas causando divisiones, molestias y haciendo incluso que muchos buenos líderes potenciales se alejen y abandonen su ministerio.

Como   líder   he   cometido   toda   clase   de

errores; pero me sirvió para entender que

necesitaba formación de liderazgo si quería mantener una buena “comunión” con   las personas y con Dios.

Concepto de liderazgo

Decidí buscar la información por mi cuenta ya que no hubo otra opción y me alegro que fuera así, de nuevo recurrí a mí proveedor, Dios; quien en su perfecto actuar me concedió por medio de una emisora radial una   hermosa   charla   de   “Marcos   Witt”, donde  nos habla del líder bajo la mirada de Dios, y otra parte lo baje de internet y notas que  tomo  cada  vez  que  hablan  sobre  el tema.

Concepto

líder es aquel que influye de alguna manera en las decisiones de otro. Es el que ejerce una acción o un cambio de pensamientos, de valores y  de conducta en las personas, de

acuerdo   a   sus   metas,   sus   ideales,   sus objetivos o sueños.

Características de un líder

Un buen líder debe tener:

1)  Capacidad de comunicarse: Un buen

líder debe expresar claramente sus ideas y sus instrucciones, y lograr que su gente las escuche y las entienda.

2)  Debe saber escuchar y considerar lo que  otro  grupo  o  el  grupo  al  que dirige le expresa.

3)  Inteligencia Emocional: Habilidad para

manejar los sentimientos y emociones

propios y de los demás. Los sentimientos mueven a la gente.

4)  Capacidad   de   establecer   metas   y

objetivos: para dirigir a un grupo,  hay que saber a dónde llevarlo. Sin una meta clara, ningún esfuerzo es suficiente. Las metas deben ser congruentes con las capacidades del grupo.

5) Capacidad de Planeación: Una vez establecida   la   meta,   es   necesario hacer un plan para llegar a ella. Debe definir acciones que se puedan cumplir, en el momento sugerido, las personas encargadas de ello y los recursos necesarios.

6) Un líder conoce sus fortalezas y las aprovecha al máximo.

7)  Conoce    sus    debilidades    y    busca subsanarlas.

8)  Un  líder  crece  y  hace  crecer  a  su

gente: para crecer, no se aferra a su

puesto  y  actividades  actuales. Siempre ve hacia arriba. Para crecer, enseña a su gente, delega funciones y crea oportunidades para todos.

9)  Tiene carisma: carisma es el don de

atraer y caer bien, llamar la atención y

ser agradable a los ojos de los demás.

10) Es    innovador    y    está    informado:

siempre  buscará  nuevas  y  mejores

maneras de hacer las cosas. Esta característica es importante ante el mundo que avanza rápidamente, con tecnología cambiante, y ampliamente competido.  Busca  por  todos  los medios llenar sus expectativas, sus inquietudes y dudas.

11) Un   líder   es   responsable,   puntual,

pendiente de los detalles.

“Jesús” líder de

líderes

El Señor es mi pastor, nada me falta: En verdes praderas me hace reposar,

Me conduce hacia las aguas de remanso

Y conforta mi alma;

Me  guía  por  los  senderos  de  justicia,  por amor a su nombre; aunque vaya por un valle tenebroso, no tengo miedo a nada, porque tú estás conmigo, tu voz y tu cayado me sostienen.

Me preparas una  mesa ante mis enemigos,

perfumas con ungüento mi cabeza Y me llenas la copa a rebosar. Lealtad y dicha me acompañan

Todos los días de mi vida; habitaré en la casa del Señor por siempre jamás”. Salmo 23.

El liderazgo no se trata de mí; se trata de las ovejas del Señor; y que mejor ejemplo   de liderazgo que el que ejerció Jesús. Hasta dio la vida por sus ovejas. Miremos como fue y lo que tenemos que imitar.

El Señor es mi pastor, nada me falta: el buen líder provee… Piensa en las necesidades de aquel que llega a buscarlo, sufre con sus necesidades: espirituales, emocionales, físicas, morales. Busca soluciones. Alimenta a las ovejas con la palabra de Dios.

En verdes praderas me hace reposar: el buen líder trae a descanso a sus ovejas, tiene presente si las ovejas fueron bien alimentadas, bien descansadas. Está pendiente que no se vayan como llegaron, sino que hayan encontrado lo que esperaban encontrar.

Me conduce hacia las aguas de remanso: Lleva a las ovejas a la paz, a la tranquilidad, a la calma del Señor, y los conduce al silencio para que puedan escuchar la voz de Dios.

Y   conforta   mi   alma:   el   líder   de   Jesús reanima, consuela, levanta, fortalece  a sus ovejas. Hay que aprender a sufrir con el que sufre, y, a llorar con el que llora. La gente está urgida de un abrazo, de un consejo, de que lo escuchen, de que lo dejen llorar.

Me  guía  por  los  senderos  de  justicia,  por amor a su nombre; Sabe que es un obrero de Cristo y que debe guiar su rebaño hacia El. Por amor  trabaja por las ovejas de su Señor. Dios quiere que tu ames sus ovejas. El líder está  al  frente  de  ellas,  “no  detrás empujando” Ayuda a caminar a una oveja hacia el destino de Dios.

Aunque  vaya  por  un  valle  tenebroso,  no tengo miedo a nada, porque tú estás conmigo: Un buen líder da seguridad, conoce el poder de Dios y sabe que sólo en El está la protección y la salvación y se lo trasmite a sus ovejas.

Tu voz y tu cayado me sostienen: Jesús, obedeció a su Padre y mantuvo una estrecha dependencia por medio de la oración, hasta el día de su muerte. Un soldado de Cristo reconoce la autoridad de su Señor, sabe que sólo   con   disciplina,   esfuerzo,   y   mucha oración se mantiene una buena relación con El, y así se lo hace ver a sus ovejas.

Me preparas una mesa: Jesús siendo Dios vino a servir y quiere que sus obreros lo imiten. Debemos estar dispuestos a servirle a Dios en cualquier momento y a cualquier persona.

Perfumas con ungüento mi cabeza: El ungido universal “Jesús” ungió a otros para que continuaran su misión: “Salvar almas para Dios” Ungir; es sacar adelante a otros, reconocer   los   valores   y   capacidades   de otros, ser agradecidos con los que le colaboran, prepararlos para que le sirvan al Buen pastor.

Y me llenas la copa a rebosar: El Señor prospera a todos los que le siguen y obedecen. Lo hace  en sus cualidades, en su trabajo, en su vida familiar y social. Lo llena de  conocimiento  y  sabiduría,  lo  llena  de amor.

Lealtad y dicha me acompañan: El buen pastor “Jesús” es leal, fiel y quiere que seamos así con sus ovejas. Que siempre cuenten con nosotros, que sepan que su secreto está a salvo.

Todos los días de mi vida; habitaré en la casa del Señor por siempre jamás.

Un líder de Cristo enseña a las ovejas que su

vida no es sólo aquí en la tierra, sino, que

nos espera una eternidad en la presencia del Buen Pastor,  que depende únicamente de la decisión, la actitud de cambio, la entrega y la dependencia de aquel que por amor dio la vida por sus ovejas.

Características de un

Líder Cristiano

No descuides el carisma que has recibido y

que se confirió en virtud del Espíritu”, (…)1

Timoteo 4,14

“Y las cosas que me oíste a mí ante muchos

testigos, confíalas a hombres leales, capaces

de enseñarlas a otros” 2 Timoteo 2,2.

1) El  líder  debe  estar  dispuesto  a sacrificar: tiempo, salud, dinero, prestigio, etc.

2)  Esta dispuesto a trabajar en equipo: “La misión más importante de Jesús, después del sacrificio en la cruz, fue formar un equipo de discípulos. Aquí no hay lugar para “llaneros solitarios”. Saben dar su opinión, saben escuchar a   los   demás,   tienen   convicciones;

pero saben que no tienen verdades absolutas.

3)  Que   su   liderazgo   sea   en   Cristo:

Colosenses   4,7.   Debemos   tener   la

convicción que es el Señor el que nos llama y nos pone en ese lugar de servicio.  Significa  que  nuestro liderazgo  refleja a  Cristo  y  a ningún otro.

4)  Necesita  un  guía  espiritual:  el  líder

cristiano tiene derecho a ser cuidado. Es necesario que te dejes cuidar. Colosenses 4,8.

5)  Un   líder   cristiano   debe   ser   una persona de oración: Jesús nos da ejemplo de ello.

6)  Un líder cristiano es apasionado, no se deja derrumbar fácilmente, posee entusiasmo, es incansable, recurre a las personas para que trabajen en la misión.

7)  Tiene Integridad: Dios siempre busca

desarrollar carácter de liderazgo. El primer fundamento para un líder es el carácter y sobre eso Dios añadirá su capacidad. Cuanto más se intensifica el amor del líder por Cristo, más aborrecerá el pecado en todas sus formas. Aquel líder que es indulgente con los pecados pequeños termina cediendo ante los pecados mayores.

8)  Es   obediente:   El   verdadero   líder

cristiano     debe     dejar     que     Dios

transforme constantemente su carácter para que no sucumba y fracase.

9) Debe ser un constante lector de la palabra de Dios: (Mateo 4,4). “Es útil

para enseñar, para reprender, para corregir, y para instruir en justicia. A fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra” 2 Timoteo 3: 16-17.

10) Un buen líder está llamado a vivir en

santidad.           Debe           examinarse

diariamente para saber si su proceder está  de  acuerdo  con  los  planes  de Dios y su palabra.

11) El   líder   cristiano   debe   depender absolutamente de Dios. Su confianza debe estar puesta en El y en su provisión. El líder llamado por Dios jamás teme o pierde la esperanza o se desespera.

12) Debe    tener    una    clara    autoridad espiritual: (Mateo 10,1,8).

La    autoridad    espiritual    viene    de

Cristo, en quien se encuentra toda plenitud de Dios. La autoridad se gana viviendo en santidad, por encima del talento. Porque servimos a un Dios Santo; quien no da ninguna concesión al pecado, que premia la obediencia y exige pureza moral. Somos morada santa: (1Co.3,16) somos templo de Dios y como tal El habita en nosotros. Somos llamados a ser Santos (2Timoteo 1,9) a ser como Jesús. Toda persona que aspira al liderazgo cristiano  debe  preguntarse:  ¿Soy como Jesús? ¿Ven a Jesús en mi vida? “Somos embajadores de Cristo y nuestra vida debe ser coherente con la palabra que predicamos”.

Belleza por dentro y por fuera

“Pon atención a estas cosas, entrégate de lleno a ellas, para que todos vean tus progresos. Cuídate de ti mismo y de   lo que enseñas.  Persevera  en  estas  cosas.  Si  lo haces así, te salvarás a ti y a los que te escuchan”. 1 Timoteo 4, 15.

Servir  al  Señor  significa  estar  dispuestos  a ser honestos con nosotros mismos, con una actitud humilde. Debemos cuidar detalles como  las  palabras  que  salen  de  nuestra boca, nuestras reacciones y nuestra apariencia. Debemos dar un buen testimonio para con los de afuera de la iglesia. Pues a pesar de sus críticas respetan los ideales del cristianismo y cuando los ven representados en un estilo de vida, ellos también desean tener una experiencia parecida. Hay que inspirar respeto, confianza y admiración.

Errores que no debe cometer un líder cristiano

  1. Pelear batallas ajenas: “un soldado de

Cristo no se mete en pelea de civiles”

2Timoteo 2,4.

  1. Decir  sí    a    todo:    No    se    puede

comprometer en muchas cosas, causa

estrés y termina haciendo todo a medias y    llegando tarde o no cumpliendo compromisos.

  1. Regañar continuamente y delante de todos: se debe ser discreto y en el momento adecuado. 1Timoteo 5, 1.
  2. Contar lo que otros te confían.
  3. Poca voluntad de prestar un servicio

humilde. 1Pedro 5, 5-6.

  1. Esperar recompensa. 1Pedro 5, 2-4.
Formación│Jesús Lidere de Lideres
Rate this post