¿Puede una persona ser feliz en el cielo si sabe que sus amados están en el infierno?

¿Puede una persona ser feliz en el cielo si sabe que sus amados están en el infierno?

Sí, con toda seguridad, si es un cristiano verdadero. El gozo de un cristiano verdadero es Cristo Jesús (Mateo 10:37). El amor que tenemos para nuestros queridos en la tierra no es nada en comparación con nuestro amor a Jesucristo, y Jesucristo está en el cielo. Él satisfará todo deseo del corazón de aquellos que realmente le conocen.

Además, si alguno de nuestros amados está en el infierno será simplemente porque ha rechazado y pisoteado persistentemente a Aquel que es el objeto supremo de nuestro amor. Estarán con el diablo y sus ángeles porque escogieron esta suerte y nosotros hemos de reconocer la justicia y la necesidad de ello. Muchos no querrán creer en el eterno castigo porque tienen amigos y familiares incrédulos, pero es mucho mejor reconocer los hechos, aunque sean desagradables, y procurar salvar a los amados de la sentencia hacia la cual se precipitan, que luchar con los hechos y procurar desvirtuarlos por cerrar los ojos ante ellos. Si amamos a Jesucristo de un modo supremo, tal como debemos amarle, y comprendemos su gloria y lo que él pide de los hombres, en la medida en que debemos comprenderlo, diremos, aunque se trate de nuestro más querido amigo en la tierra, que si está persistentemente rechazando a Cristo merece el tormento eterno. Si Dios, después de que los hombres han pecado y se han hecho dignos de su terrible ira, todavía les ofrece misericordia y hace el tremendo sacrificio de su Hijo para salvarlos, si después de todo estos siguen despreciando su misericordia, y pisoteando al Hijo de Dios, y por ello son destinados al tormento eterno, todo el que no tenga la vista nublada deberá decir: «¡Amén; tus juicios son justos y verdaderos, oh Señor!»


« Volver a las preguntas frecuentes